Skip to main content

La dieta puede tener un profundo impacto en su salud. Comer menos carne y más frutas, verduras, granos integrales y aceites saludables puede ayudar a reducir el riesgo de hipertensión, diabetes y aumento de peso, entre otros importantes problemas de salud.

23 de marzo de 2023

Presentado por la Dra. Michele Raglin de WellMed at Cabaniss Field en Corpus Christi, Texas

La dieta puede tener un profundo impacto en su salud. Comer menos carne y más frutas, verduras, granos integrales y aceites saludables puede ayudar a reducir el riesgo de hipertensión, diabetes y aumento de peso, entre otros importantes problemas de salud.

Existen varias formas de adoptar nuevos hábitos alimenticios. No es necesario que cambie por completo su dieta. Empiece poco a poco haciendo un cambio a la semana. Añada una taza de verduras a su almuerzo. Disminuya la cantidad de veces que come fuera durante la semana. Trate de comer alguna fruta de postre en lugar de helado o pastel. Los pequeños cambios se van sumando.

Los adultos mayores no necesitan tantas calorías como las personas más jóvenes, pero sí requieren mayores cantidades de nutrientes como el calcio y la vitamina D. Coma más alimentos ricos en nutrientes y aumente su consumo de proteínas agregando más claras a los huevos revueltos y coma más frijoles.

Una forma de obtener una cantidad saludable de nutrientes y fibra consiste en seguir una dieta de origen vegetal. La dieta Mediterránea es un plan de alimentación extensamente analizado que ha demostrado mejorar la salud y prevenir la demencia. No es una dieta vegetariana, aunque recomienda comer solamente de manera ocasional pollo y carne roja, y añadir pescado a la dieta dos veces por semana. La dieta Mediterránea también limita el consumo de alimentos procesados que generalmente contienen grandes cantidades de sodio y azúcar.

Si realiza pequeños cambios, podrá mejorar su alimentación y, muy posiblemente, su salud.

Busque un médico