Skip to main content
Skip to main content

Blog

June 22nd, 2020

Consejos para mantenerse a salvo en el calor del verano

Del Dr. Huelen E. Smith Jr.

Si a usted le gusta pasar mucho tiempo afuera haciendo actividades como ejercicio o jardinería, tiene el riesgo de desarrollar enfermedades asociadas al calor como hinchazón por calor, agotamiento por calor o la insolación que podría poner en peligro la vida.

Las personas de 65 años y mayores corren un riesgo mayor. Su cuerpo tiene menor capacidad de soportar altas temperaturas y es más probable que estén viviendo con padecimientos médicos crónicos como diabetes o insuficiencia cardíaca. También es más probable que estén tomando medicamentos que les haga más susceptibles a enfermedades asociadas al calor.

Otro grupo en riesgo de sufrir agotamiento por calor es el de los profesionales de la salud. El personal médico de WellMed está en primera fila revisando a los pacientes que entran a la clínica o yendo a los autos de los pacientes para registrarlos.

Estos son algunos consejos para quienes trabajan en el calor.
 

  • Quédese adentro entre las 10:30 a.m. y 4:00 p.m. ya que generalmente son las horas del día en que hace más calor. Si tiene que estar afuera, permanezca en la sombra.
  • Beba bastante agua para mantenerse hidratado. Esperar a tener sed no es un buen método para saber si necesita líquidos, es mejor beber pequeñas cantidades de agua cada 15 minutos. Evite la cafeína. Use ropa ligera que le quede suelta, como uniformes médicos.
  • Tome descansos de vez en cuando para refrescarse. Programe una alarma en su celular para que se acuerde de reposar.

 

Existen tres tipos de enfermedades asociadas al calor que usted debe reconocer. 

  1. Edema por calor o hinchazón de brazos y piernas, y a veces enrojecimiento de la cara. Si usted piensa que se ha sobrecalentado y nota que sus manos, pies o piernas se hinchan, entre a una casa o cuarto con aire acondicionado, quítese cualquier ropa pesada, beba agua y descanse. Un ventilador le puede ayudar a que el sudor se evapore.
  2. El agotamiento por calor es la enfermedad más común asociada al calor. Los síntomas incluyen sed, dolor de cabeza, debilidad, náuseas, latido de corazón acelerado, piel fría o húmeda, vómito y diarrea. Su temperatura corporal podría subir desde 101 hasta 104 grados. Es importante tratar el agotamiento por calor lo más pronto posible entrando a un lugar con aire acondicionado y ventilador. Recuéstese, eleve las piernas y beba agua para rehidratarse. Las personas que hacen ejercicio en el calor podrían sufrir un colapso asociado al calor, esto es un tipo de agotamiento por calor que casi siempre es moderado, pero podría ser más severo. Los síntomas incluyen sentir aturdimiento, mareo o incluso desmayo. Es posible que necesite ayuda médica si no se recupera dentro de los primeros 20 minutos de haber entrado a un lugar fresco y haberse rehidratado.
  3. Golpe de calor es insolación. Podría ser mortal y lo debe tratar un profesional clínico. Los síntomas de insolación incluyen arrastrar las palabras, confusión, convulsiones y latido acelerado. Las víctimas de insolación podrían respirar más rápido (hiperventilar), sudar excesivamente o tener la piel completamente seca y tener una temperatura interna de 105 grados o más. Las personas que sufren de insolación podrían hasta desmayarse. Si usted nota que alguien posiblemente esté sufriendo insolación, llame a una ambulancia. Aparte al paciente del calor y coloque compresas de hielo en el cuello, la ingle o las axilas del paciente. Si no dispone de hielo, use sábanas o toallas, o rocíe con el agua de una manguera o atomizador y abanique a la persona. Dele a beber agua fresca, no le dé agua helada. El agua helada podría provocar espasmos abdominales.

 
Para muchas personas el estar afuera es algo necesario, pero uno debe ser consciente de su entorno y su cuerpo. Recuerde tomar las medidas necesarias para protegerse del calor sofocante. Su salud está en sus manos.
 
El Dr. Huelen Smith obtuvo su título de médico y cumplió la residencia de medicina familiar en The University of Texas Medical Branch en Galveston, Texas. El doctor ejerce la medicina en WellMed at Seguin en Seguin, Texas.