Skip to main content

Advice for Healthy Living

February 12th, 2019

El mes de la Asociación Americana del Corazón: Un recordatorio para tomar conciencia y cuidarse

del Dr. Christopher M. Thompson
Cardiólogo de WellMed / Specialists for Health

En febrero acostumbramos darles tarjetas de San Valentín, dulces y regalos a nuestros seres queridos y amigos.


Pero también es el mes de la Asociación Americana del Corazón en que se nos recuerda a todos, y en especial a los adultos mayores, la importancia de cuidar del corazón que trabaja tan duro.


La enfermedad cardiovascular sigue siendo la causa principal de muerte en hombres y mujeres en los Estados Unidos. Las mujeres tienen un mayor riego después de los 55 años, mientras que los hombres tienen un mayor riesgo después de los 45. Según la Asociación Americana del Corazón, cerca de dos tercios de las muertes por causas cardiovasculares ocurren en personas de 75 años y mayores.


Existen factores de riesgo de las enfermedades cardíacas, tales como la edad y los antecedentes familiares que quizá usted no pueda controlar, pero hay algunas cosas que sí puede hacer, incluso pequeños cambios a su estilo de vida que pueden mejorar su salud incluso a los cincuenta o sesenta años y después. Algunos factores importantes a recordar son la dieta, el ejercicio, el estrés, las condiciones de salud existentes y el sueño.


WellMed y Specialists for Health se unen a la Asociación Americana del Corazón con la esperanza de que durante el mes de febrero se presenten oportunidades para que las familias y sus seres queridos compartan información importante sobre las enfermedades cardíacas.


Estos son algunos consejos prácticos:


Siga una dieta saludable. Coma más frutas y verduras frescas, pescado y granos integrales. Aprenda a comer menos alimentos altos en colesterol y sodio, y limite su consumo de bebidas endulzadas con azúcar.

Controle la presión arterial y el colesterol. Los niveles altos de colesterol LDL, el colesterol «malo», son un riesgo principal de cardiopatía. Hágase pruebas de detección con regularidad para mantenerlo bajo control. Aprenda a controlar la presión arterial con ejercicio, manejo del estrés y una dieta baja en sodio, y deje de fumar.

Haga ejercicio. Unos cuantos pequeños ajustes al nivel de actividad física pueden reducir su riesgo de cardiopatía. Los ejercicios de resistencia o cardio son los mejores para tener un corazón sano. Caminar, correr, nadar, el excursionismo y el ciclismo, así como las clases de aeróbicos son todas opciones de ejercicio para el corazón. Es importante hacer ejercicio 3 a 5 veces a la semana. Asegúrese de consultar a su médico antes de iniciar una nueva rutina de ejercicio.

Controle el estrés. Dedique tiempo a pasatiempos o cosas que disfrute hacer. Comunicar verbalmente la frustración, expresar gratitud, reírse y convivir con otras personas pueden ser formas de manejar el estrés.

Duerma mejor. Mantenga un horario regular de sueño, limite la cafeína y no la tome después de las 2:00 de la tarde. Ver la televisión o usar aparatos electrónicos antes de ir a la cama puede afectar su sueño. Trate de dormir 7 a 8 horas cada noche.

Además de estos consejos, es importante consultar a su doctor o proveedor médico sobre su riesgo personal de desarrollar cardiopatía y qué acciones son las más adecuadas para usted y su estilo de vida.

El Dr. Christopher M. Thompson es un cardiólogo de Specialists for Health, un grupo médico de especialidades múltiples que apoya a pacientes de la red de WellMed.