Skip to main content

29 de agosto de 2021

De la Dra. Alisa Holland

Agosto es el Mes Nacional de Concientización sobre la Vacunación, y el momento ideal para revisar qué vacunas pueden ser necesarias para cada miembro de la familia.

Además de que los padres pongan al día las vacunas que sus hijos necesitan para la escuela, también es un buen momento para que los adultos revisen las vacunas que podrían necesitar para mantenerse sanos ellos mismos y a quienes les rodean.

Un recordatorio cordial:

¿Están usted y su familia al corriente con sus vacunas?

Póngase en contacto con su proveedor de atención médica de WellMed para obtener más información sobre su registro de vacunación.

COVID-19

Para las personas que aún no se han puesto las vacunas contra el COVID-19, este es el momento de hacerlo. Una nueva oleada de contagios del COVID-19 de la extremadamente contagiosa variante Delta está ocasionando hospitalizaciones y la muerte, incluso en adultos más jóvenes.

La vacuna contra el COVID-19 está fácilmente disponible, es segura y protege no solo a la persona que se vacuna, sino a todas las personas con quienes convive, incluidos los niños demasiado pequeños para recibir su propia vacuna.

Las personas renuentes a vacunarse contra el COVID-19 deberían hablar sobre esto con un profesional clínico de confianza.

La gripe anual (influenza)

A medida que se aproxima el otoño, toda persona mayor de 6 meses debe recibir la vacuna anual contra la gripe. Es mejor vacunarse contra la gripe en septiembre u octubre. Si no lo ha hecho para fines de octubre, hágalo lo antes posible. La vacuna antigripal es de especial importancia debido a la pandemia de COVID-19, ya que es posible contraer ambas enfermedades. Los adultos mayores y las personas con enfermedades crónicas pueden verse más afectados por la gripe.

Vacuna antineumocócica (neumonía)

Existen dos vacunas antineumocócicas contra la neumonía:

  • La vacuna antineumocócica conjugada (PCV13)
  • La vacuna antineumocócica polisacárida (PPSV23)

La edad, el estado de salud y el estilo de vida (tabaquismo) pueden influir para determinar el momento de la vacunación y la vacuna necesaria.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que todos los adultos de 65 años o más reciban una dosis de la vacuna PPSV23, aunque ya hayan recibido una o más dosis anteriormente. Este grupo de edad también podría necesitar la vacuna PCV13 si pertenece a un grupo de alto riesgo. Consulte a su profesional de la salud para saber qué le conviene más a usted.

Tdap — Tétanos, difteria y tos ferina

La mayoría de las personas no se preocupan por recibir un refuerzo contra el tétanos, la difteria y la tos ferina, pero para algunos adultos es importante ponerse esta vacuna:

  • Las embarazadas
  • Adultos que estén cerca de bebés muy pequeños
  • Todo adulto que no haya recibido la serie recomendada de DTaP (vacuna triple) cuando era niño

Consulte a un proveedor de atención médica sobre estas vacunas, ya que son la mejor fuente de información.

Shingrix (vacuna recombinante contra el herpes zóster o “culebrilla”)

El herpes zóster es una erupción cutánea que se presenta en un lado del cuerpo. Puede producir neuralgia posherpética, que causa dolor continuo, incluso después de que la erupción ha sanado.

El herpes zóster está relacionado con la varicela ya que ambos son causados por el mismo virus, el virus de la varicela zóster. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la mayoría de los estadounidenses de 40 años o más tuvieron varicela cuando eran niños. Cualquiera que haya tenido varicela sigue teniendo el virus de la varicela zóster, y este puede resurgir y causar el herpes zóster.

Cuanto mayor es una persona, más probabilidades tiene de contraer el herpes zóster. La vacuna recombinante contra el herpes zóster (Shingrix) se administra dos veces en un período de seis meses a adultos sanos de 50 años o más. Shingrix tiene una eficacia mayor al 90% en la prevención del herpes zóster en adultos totalmente vacunados.

Registros de vacunación

Es importante que las personas mantengan sus registros de vacunación al día. Debido a que las vacunas están disponibles en una gran variedad de lugares, es posible que no estén registradas en el consultorio de su médico de atención primaria. Si esta información no está registrada en el consultorio, podría ser difícil que el médico estuviera al tanto de las vacunas que se necesitan.

Muchos estados cuentan con una base de datos central que contiene los registros de vacunación:

El registro es introducido en la base de datos por la persona que administra la vacuna. Los pacientes también pueden solicitar su registro de vacunación para entregárselo a su médico de atención primaria (PCP, por sus siglas en inglés).

La Dra. Alisa Holland está titulada por el Consejo Examinador en Medicina Interna. La doctora recibió si título de médico de Florida State University en Tallahassee, Florida y cumplió la residencia en Texas Health Presbyterian Hospital en Dallas, Texas. La Dra. Holland ejerce en WellMed at Bayside en Tampa, Florida.

Busque un médico