Skip to main content

17 de febrero de 2021

De la Dra. Martha P. Ford, Ostéopata

La mayoría de las personas no piensa mucho en donar sangre. Solo cuando ellos, o algún ser querido, lo necesitan se dan cuenta de la importancia de contar con una reserva abundante.

La pandemia de COVID-19 ha dejado a los bancos de sangre con reservas peligrosamente bajas. En parte, el motivo tiene que ver con la cancelación de programas de donación en lugares de trabajo debido a que la gente empezó a trabajar desde casa como resultado de la pandemia.

Otra razón es la falsa creencia de que donar sangre implica un mayor riesgo de contraer COVID-19.  Los centros de donación de sangre cumplen con las estrictas normas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) que consisten en usar guantes, limpiar las superficies después de cada donación y utilizar agujas y otros equipos de extracción de sangre estériles. El personal también:

  • revisa la temperatura de toda la persona que entre al edificio o a la unidad móvil.
  • exige el uso de la mascarilla a toda persona presente en el lugar.
  • proporciona desinfectante de manos a toda persona que entre al edificio y en todo el centro o unidad móvil
  • vigila el cumplimiento del distanciamiento social.

Quién puede donar sangre

Algunas personas no se animan a donar porque creen que son demasiado viejos o demasiado jóvenes, o que están tomando medicamentos que les impedirían donar sangre. Otros creen que alguna enfermedad que tienen o han tenido anteriormente evitaría que pudieran donar sangre. Las reglas generales sobre quienes pueden o no donar sangre han cambiado con el tiempo y pueden variar de un estado a otro. Las siguientes reglas se refieren a la donación de sangre completa. Las personas pueden donar sangre si:

  • tienen al menos 17 años (no hay una edad límite para los adultos mayores).
  • tienen buena salud y se sienten bien.
  • pesan al menos 110 libras.

Las personas que toman medicamentos a diario, como los de la hipertensión y los antidepresivos, por lo general pueden donar.

Las personas que toman otros medicamentos pueden tener que esperar un tiempo específico para donar, que puede ser desde unos cuantos días hasta un año después de terminar de tomar el medicamento.

Las personas que toman anticoagulantes y terapia antirretroviral para el VIH no pueden donar.

Las personas posiblemente interesadas en donar pueden encontrar más información sobre los medicamentos, los tiempos de espera y otras preguntas relacionadas con los medicamentos en su centro de donación local o visitando redcrossblood.org.

Donación de sangre o de plasma

La sangre completa se compone de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas que se encuentran suspendidos en el plasma. El plasma tiene muchos usos y es a lo que la mayoría de la gente se refiere al decir que donan sangre.

La donación de sangre completa dura menos de una hora y puede hacerse cada 56 días. La sangre puede almacenarse entre 21 y 35 días.

Otros tipos de donaciones consisten en separar partes de la sangre completa, como las plaquetas, el plasma o los glóbulos rojos, y devolver el resto de la sangre al cuerpo. Los distintos tipos de donaciones tardan diferente tiempo, normalmente de una a dos horas. Aunque se puede encontrar información sobre otros tipos de donaciones de sangre en el sitio web de la Cruz Roja, quiero hacer mención de la donación de plasma por parte de personas que se han recuperado del COVID-19.

La donación de plasma una vez que la persona se ha recuperado de COVID-19 proporciona lo que se conoce como plasma de convalecencia. El plasma de convalecencia posee anticuerpos de COVID-19 que pueden ayudar a los pacientes que están muy enfermos de este mal a mejorar. También puede ayudarles a recuperarse más rápidamente. El tratamiento está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y cada donación puede ayudar a hasta tres pacientes. Las personas que pueden donar deben estar completamente libres de síntomas durante al menos 14 días antes de hacer una donación de plasma. Pueden donar hasta dos veces por semana.

Si usted es un donante de sangre habitual, le damos las gracias. Si usted puede donar y aún no lo ha hecho, por favor piense en hacerlo. La sangre donada salva vidas.

La Dra. Martha P. Ford, Osteópata, obtuvo su título de médico osteópata de Nova Southeastern College of Osteopathic Medicine en Fort Lauderdale, Florida y cumplió tanto la residencia como el internado rotativo en Florida Hospital Carrollwood en Tampa, Florida. La Dra. Ford ejerce en WellMed at New Tampa en Tampa, Florida.

Busque un médico