Skip to main content

Advice for Healthy Living

August 4th, 2017

A papá (o mamá) le ha dado un ataque al corazón: ¿ahora qué hacemos?

Del Dr. Michael Almaleh

Specialists For Health – Cardiología

Tome un traguito de café. ¿Está demasiado caliente? Deje que se enfríe unos 30 segundos y luego pruébelo otra vez.

¿Ya? Bueno. Durante esos 30 segundos alguien en los Estados Unidos murió de una enfermedad cardiovascular.  La cardiopatía se lleva una vida cada 33 segundos en los Estados Unidos —aproximadamente 600,000 personas cada año— por lo que se considera la causa principal de muerte entre los hombres y las mujeres en este país.

Sin embargo, muchas personas también sobreviven y controlan la cardiopatía. Cada año casi 1 millón de personas sufren un ataque al corazón, así que es muy probable que usted se vea afectado directa o indirectamente por la cardiopatía. Si usted cuida a alguien como a su padre o madre que ha sufrido un infarto, usted puede hacer algunas cosas para ayudarles a recuperarse bien y aprender a cuidar mejor su condición del corazón.

Primero, de ahora en adelante cuando su mamá o papá vaya al doctor, necesita llevar la bolsa con todas sus medicinas.        Deben llevarla cada vez que vean al cardiólogo, el médico de cabecera o algún especialista. Después de sufrir un ataque al corazón es imprescindible que el médico de cabecera o el especialista del paciente concilie las medicinas recetadas que él o ella esté tomando.

Muchas veces descubrimos que un paciente sigue tomando medicina que supuestamente debía haber dejado de tomar. O es más probable que falte en la bolsa una medicina recetada que necesita tomar porque el paciente no la ha surtido. Además, a veces las medicinas recetadas por diferentes doctores pueden provocar un efecto adverso cuando se toman juntas.

Sin embargo, un sobreviviente de un ataque cardíaco indudablemente va a tomar muchas medicinas. Después de un ataque al corazón, la mayoría de los pacientes necesita tomar por lo menos cinco medicinas nuevas, algunas de las cuales deben tomarse dos veces al día. Es muy importante que mamá o papá se tome estas medicinas recetadas sin falta y sin discutir. Sin embargo, papá o mamá puede oponerse a este régimen. Quizá digan que son demasiadas pastillas para recordar o que simplemente se “cansan” de tomarlas.

Un pastillero puede ayudarles a llevar la cuenta de cuáles pastillas necesitan tomar cada día.  Una conversación franca con el cardiólogo o médico de cabecera acerca de las consecuencias de no tomar las medicinas, por ejemplo, volver a ingresar al hospital o algo peor, con suerte puede motivarles a seguir su régimen de medicación del corazón.

La otra preocupación mayor para mamá o papá es el peso. Necesitamos vigilarlo cada día o cada dos días por lo menos para asegurar que papá o mamá no suba de peso porque eso es una señal de insuficiencia cardíaca.

¿Por qué? Un ataque al corazón básicamente resulta de la falta de circulación de sangre al músculo del corazón. Cuando sucede eso, se puede formar tejido cicatrizal en el músculo que no se contrae.

Después de un ataque al corazón, ese músculo en el pecho probablemente será menos eficaz para bombear no solo sangre, sino también otros líquidos que necesitan circular por todo el cuerpo. Cuando la bomba resulta menos eficaz, se puede acumular el líquido en los pulmones, las piernas u otras áreas, causando un aumento de peso. Aún más importante es que esto puede dificultar más la respiración, lo cual no es bueno para el corazón y puede resultar en otra visita al hospital.

También tiene que cambiar la dieta de mamá o papá. Las dosis altas de sodio, como las cantidades que se encuentran en muchas comidas ya empaquetadas, elevan la presión arterial.  Los sustitutos de sal posiblemente no convengan ya que tienden a contener cantidades altas de potasio, lo cual no reacciona bien a las medicinas recetadas para el corazón.

Controlar exitosamente la cardiopatía definitivamente implica cambios al estilo de vida. Las probabilidades de lograr el éxito aumentan mucho si el paciente y la persona que le cuida están debidamente informados.  Hable con el médico del paciente cardíaco sobre cómo puede usted contribuir significativamente a ese éxito.

El Dr. Michael Almaleh, veterano de la Fuerza Área, es uno de los fundadores del equipo de cardiología de Specialists for Health, especializado en servicios médicos al adulto mayor para los pacientes en la red de WellMed. El doctor Almaleh, quien se graduó en el primer lugar de su clase de Boston University Medical School, está titulado por el Consejo Examinador en Medicina Interna, Enfermedades Cardiovasculares, Cardiología Nuclear y TAC Cardiovascular. El doctor también está capacitado en insuficiencia cardíaca congestiva, trasplante de corazón e implante y manejo de marcapasos y desfibriladores.