Skip to main content

19 de mayo de 2019

De la Dra. Alyssa H. Tran, Osteópata

Por ser un adulto mayor, usted podría pensar que es demasiado viejo para mejorar la salud de su corazón. Tengo una paciente de 88 años que le demostraría lo contrario.

Tiene diabetes tipo 2 y un historial de enfermedades cardíacas, pero eso no le ha impedido hacer cambios que le han ayudado a alcanzar su objetivo de reducir la cantidad de medicamentos que necesita para mantenerse sana.

Cuando se trata de cambios en la dieta o la actividad, generalmente trato de dar a mis pacientes opciones en lugar de decirles simplemente lo que tienen que hacer. En este caso, a mi paciente le encanta lo dulce. En lugar de prohibirle que comiera cosas dulces, le sugerí que comiera la mitad de la cantidad habitual. También le pedí que fuera más activa.

En la actualidad va al centro para adultos mayores y hace ejercicios aeróbicos bailando en grupo y otras actividades. Sigue teniendo sobrepeso, pero ha logrado su objetivo de reducir sus medicamentos a una sola receta para controlar la diabetes, y su nivel de azúcar en la sangre está siempre dentro del objetivo.

La mayoría de mis pacientes tienen más de 60 años y muchos de ellos padecen al menos una enfermedad cardíaca. Muchos han sufrido infartos, pero eso no significa que no puedan seguir cuidando su corazón.

Hay varias medidas que puede tomar para iniciar el camino hacia una mejor salud del corazón.

  • Si fuma, hable con su médico para dejar de hacerlo.
  • Si tiene presión arterial alta o diabetes, colabore con su médico u otros proveedores de atención médica para alcanzar y mantener esos números en el rango saludable.
  • Aumente su nivel de actividad física, aunque sea solo un poco, y vaya aumentando con el tiempo.
  • Coma alimentos más saludables. Evite los alimentos procesados, coma más frutas y verduras y limite la cantidad de carne roja y azúcar que consume.

Dejar de fumar y controlar la presión arterial alta y el colesterol es especialmente importante para reducir las probabilidades de sufrir otro infarto de miocardio o un ataque cerebral, por lo que es importante que hable con su médico sobre los cambios de estilo de vida o los medicamentos que pueden ayudarle a solucionar estos problemas.

Es posible llevar una vida sana a pesar de haber desarrollado una enfermedad cardíaca. Establecer una relación estrecha y de colaboración con su médico de atención primaria es un buen primer paso.

La Dra. Alyssa H. Tran, Osteópata, es especialista en Medicina Familiar de WellMed at Northern Hills en San Antonio, Texas. La doctora recibió la licenciatura en ciencias de Bioquímica de St. Mary’s University en San Antonio, Texas. La Dra. Tran recibió su título de médico de Ohio University College of Osteopathic Medicine en Athens, Ohio, y cumplió su residencia de Medicina Familiar en The University of Texas Health Science Center at San Antonio.

Busque un médico